Aunque no es la primera vez que vemos el concepto (“recuerda”, por ejemplo, a esta campaña que comentamos hace tiempo), está muy lograda. No cabe duda de que la música es para los oídos, pero tiene gracia que reconozcamos varias canciones sólo con leer unas cuantas sílabas casi sin sentido. Gran trabajo de Ogilvy & Mather de Chicago para la cadena 103.5 KissFM que hemos encontrado en Creatividad Publicitaria.

About these ads