En el colegio aprendemos que las historias suelen tener introducción, nudo y desenlace. La buena narración, para ser entendida, suele seguir estos tres pasos. Pero lo que no se especifica es que haya que usar necesariamente palabras. Y, para demostrarlo, os traemos un ejemplo perfecto de cómo crear una gran historia sin palabras. Sólo necesitamos la imagen. Nos basta. Felicidades a la agencia Ogilvy de Cuidad del Cabo por su campaña para Volkswagen y la furgoneta “para todo tipo de oficios”. Vía 10and5.

About these ads