Esta gráfica de Ogilvy Budapest tiene esa chispa que hace memorables algunas imágenes. Unir la costumbre típica de los británicos con el signo que se suele atribuir a los bebés tiene como resultado una campaña potente. Inglés para principiantes. ¡Qué bueno! Vía Conseilsmarketing.

About these ads